7 de septiembre de 2010

RELATOS URUGUAYOS # 5

(Navegando en entradas antiguas puede encontrar los números anteriores al presente)


MONTEVIDEO Y “EL INTERIOR”


EL GRAN MONTEVIDEO

YO ASÍ LE DIGO porque me gustó mucho (rete harto, dirían en Uruapan)... Seguramente que los uruguayos están muy orgullosos de Montevideo. No puede ser de otra forma... es su capital... es una ciudad hermosa... agradable, sobre todo para los que estamos peleados con el calor. Es una ciudad que no le pide NADA a ninguna de las capitales latinoamericanas, e incluso comparable con algunas de las ciudades norteamericanas de su tamaño. Casi millón y medio de habitantes... y ojalá que ya no lleguen más para que se mantenga “en balance” diría yo.

ARTIGAS EN LA PLAZA DE LA REPÚBLICA

Montevideo tiene todos los servicios, lugares de esparcimiento, plazas comerciales, cines, estadios de Fútbol, Iglesias, Museos, barrios tradicionales, La Rambla, el centro, Punta Carretas centro comercial... todo, todo. Tiene un tufillo bohemio agradable, que comparte con otro tufillo más bien intelectualoide... y a propósito de este último tufillo... ¡Dios mio¡, los uruguayos son alegadores como ellos sólos, pero no son agresivos (a menos que esté un miembro del Frente alegando con un Blanco... o un Colorado) y por eso, por el tercer deporte nacional, los cafés y restaurantes están llenos la mayor parte del tiempo. Se preguntarán cuáles son los deportes nacionales de Uruguay... bueno según yo son estos, van:

1.- El Fútbol (sobre todo ahora supongo en la era “Forlán”; 2.- El candombe (baile regional, pero no como el jarabe tapatío sino con tambores y percusiones); 3.- Alegar (para los amigos uruguayos que no entienden esta palabra mexicana es discutir) y voy a poner otro “deporte nacional”, no lo tomen a mal... En fin que al cabo estoy a 8 mil kilómetros de ustedes y mi compu tiene antivirus muy bueno, por si las moscas... bueno el # 4 entre los deportes uruguayos es Criticar a los curas y a los pastores. Sí, son tan democráticos que critican a unos y otros por igual. Volviendo a Montevideo, seguramente me faltó también conocer los barrios “difíciles” que los hay, como en toda ciudad. Pero, no me quejo... así está muy bien. No serán muy diferentes a los de acá.

MAJESTUOSA TORRE ALEDAÑA A LA PLAZA DE LA REPÚBLICA

Por supuesto que es mucho más agradable vivir en Montevideo, que en la ciudad de México, que en Guadalajara ó Monterrey. La calidad de su aire es envidiable, pues como puerto, goza de una brisa marina que remueve todos los días, todo el día, los contaminates (me refiero a los del aire). Tiene hermosos camellones (nada que ver con los que vienen del desierto, ni con Cuahutémoc Blanco) y jardines, avenidas amplias y ágiles. Partes caóticas, como toda ciudad que se respete (¿La Av. Italia por ejemplo?). Una Central Camionera funcional (Tres Cruces), en la que, como debe ser, no pueden faltar los carteristas (en dondequiera los hay. Pero los carteristas uruguayos son muy humanos porque no te maltratan ni te aporrean... ni cuenta te das... ¡¡¡gracias muchachos¡¡¡ Además son muy amables porque hasta te preguntan de dónde eres. Y cuando saben que “sós” de México, te preguntan luego luego por el Chapulín Colorado). También cuenta esa terminal con un buen servicio de “Remises” (carros de sitio o taxis) y autobuses urbanos. AAAAhhhhh y no puede faltar su tienda TATA integrada.

CAMINANDO EN LA PLAZA CAGANCHA

La plaza de La República, es hermosa y majestuosa en verdad, con su monumento al padre de la patria “Artigas”. La Plaza “Cagancha” también agradable y bella (¿Alguien de los lectores me dice por favor por qué se llama así?) Yo mejor ni les digo que me imagino cuando oigo o leo ese nombre “Cagancha”, porque –por lo que me imagino que es indecible-- me pueden clausurar el blog... Les pregunté a tres uruguayos de pura cepa el porqué de ese nombre y no me supieron decir (me sentí con ánimos de denunciarlos ante alguna oficina y que les iniciaran proceso por traición a la Patria, pero Dios me dió serenidad y no lo hice). La catedral, majestuosa y señorial... y muchos otros lugares.


EL “INTERIOR”

Es un término odioso, que se usa para referirse a los “Departamentos”, pero no a esos de las vecindades (aunque también). Se refiere a todo lo demás que no es Montevideo. Como en México, el término tonto de “El interior del país” se usa para referirse a todo lo que no es Chilangolandia... es decir los Estados de la república. “Ayyyyá” como acá, existe el centralismo económico y político. Y existen también rivalidades. No es nada raro escuchar a los “guríses” de la capital referirse a los del interior como “canarios”... algo así como “provincianos”. Yo por ejemplo acá en México soy provinciano y no chilango (¡¡¡¡Gracias a Dios¡¡¡¡) Pues así los “canarios”... aunque creo que se usa también para referirse a los que son del Departamento aledaño a Montevideo que se llama Canelones... pero por extensión serán TODOS los del interior... según entendí.

MUELLE EN PUNTA DEL ESTE

Bueno en el “interior” se vive bien. Disfrutando de maravillosos paisajes en verde de varios tonos; comiendo ricos asados, montando a “cabáyyyo” y fumando malboro light (música por favor¡¡¡) bañándose en cristalinos rios y arroyos (El Tacuarí, El Olimar, el Conventos, son los que conozco... debe haber cientos más en el nororiente y sur del país).

Las ciudades del “interior” son pequeñas, como Melo, Treinta y Tres, Minas, Rivera, etc. Son más ó menos de 40 ó 60 mil habitantes. ¡No les puede faltar su TATA¡ Sería un pecado imperdonable¡¡¡. Lo tienen todo... hasta caos vial en el centro. Pero la vida es más pausada, se saborea mucho más. Y los pueblos que tiran a ser ciudad como Rio Branco, Sarandí de Mataojo, Varela, Cerro Chato, Pan de Azúcar (así se llama un pueblote de ayyyyá) le apuestan a crecer a expensas de la inmigración de los que viven en campaña (en el campo) y dejan la agricultura o ganadería por un empleo de maestro o policía, o poner un taller, o trabajar en una finca cercana.


Estas ciudades y pueblos también tienen sus “horas pico” como en la gran ciudad... pero no son al momento de cambios de turno de las fábricas o los complejos de oficinas y bancos, no. En el “interior” es a la hora de entrar y salir de los guríses a la Escuela, el Liceo o la Jardinera. Es común ver cómo los pequeños y los grandes invaden las calles de esas ciudades y pueblos, vistiendo sus túnicas blancas de laboratoristas y su gran moña azul, valiéndoles mauser que tapan el tráfico y desquician a todos... ¡¡¡Es la hora pico¡¡¡.


Algo gracioso del “interior” es el gran número de motocicletas que circulan por las calles. En muchas ocasiones me tocó ver cómo no había un solo auto en toda toda la calle... sólo motos... y más de la mitad eran señoras y gurísas, pocas con casco (¿Bastará para protegerse el peinado tipo salón?) Y muy común que vayan “a contramano” (sentido contrario) uffff¡¡¡ en todos los pueblos son igual, “ayyyyá” o acá.

PUENTE ANTIGUO EN LA POSTA DEL CHUY



¿MONTEVIDEO Ó EL INTERIOR?... ES URUGUAY A FIN DE CUENTAS

Los del “interior” están orgullosos de serlo y no lo cambian, pero disfrutan ir a la capital con cualquier pretexto (ir al médico, comprar una refacción, recibir a algún mexicano que viene de visita, etc) Pero quieren regresar “a casa”. Sí hay un “leve” rencor porque Montevideo se gasta lo que no se invierte en los Departamentos. Hay un “leve” rencor porque si “vós querés estudiar la universidad, tenés que ser de plata, tenés que ir a Montevideo y vivir “ayyyá”, pues sólo hay Universidad en la capital”. “Si no tenés plata, vos vas al UTU y estudias una carrera corta” (panadero, plomero, electricista, carpintero, mecánico, etc). Injusto esto a todas luces... si no se corrige eso, se perpetúa el que los profesionistas se concentren en la capital y los Departamentos se mantendrán a la saga. Si no se corrige, sólo estudian los que tienen dinero, porque los que no tienen ¿Cómo podrían vivir en la capital?.

Pero Montevideo ejerce sobre todos un embrujo mixto de amor (la capital de nuestro paisito, dicen) y odio a la vez, porque muchas veces se sienten despreciados, humillados e ignorados en la capital. ESTO ES LO QUE YO PERCIBÍ Y VI ESTANDO POR “AYYYYÁ”. En eso de los rencores e injusticias entre capital y resto del país ¡¡¡Cómo se parecen México y Uruguay¡¡¡ Bien dicen que los hermanos tienen que parecerse en algo, ¿verdad? Ó dicho en uruguayo: Tá?


PBRO. ROBERTO SÁNCHEZ DEL REAL

3 comentarios:

  1. ¿De donde viene el nombre de la plaza Cagancha?

    Los distintos acontecimientos militares y políticos ocurridos durante el siglo XIX incidirían en el nombre de la plaza. La denominación actual de "Plaza de Cagancha" se le otorgó mediante decreto del 7 de febrero de 1840, en conmemoración a la victoria del general Fructuoso Rivera ante el entrerriano Pascual Echagüe (al frente de las fuerzas rosistas) en 1839 en la llamada Batalla de Cagancha, a orillas del Arroyo Cagancha en el actual departamento de San José.

    ResponderEliminar
  2. Me olvidé agregar, si bien vivo en Paysandú (Uruguay) soy Belga....

    ResponderEliminar
  3. Me pareció bueno, un saludo desde Colonia del Sacramento.

    ResponderEliminar