5 de julio de 2012

RELATOS FRANCISCANOS 7

EL CONVENTO DE ZAPOPAN: UN LUGAR MUY ESPECIAL

Desde afuera se ve imponente y majestuoso: desde adentro compruebas que –aparte de eso– también es un lugar místico. Varias capillas, jardines, la Biblioteca. Pero también es una casa compleja, pues alberga las oficinas del Gobierno Provincial, el Archivo Histórico, la Imprenta Provincial (ya no existe), Enfermería, es posada de misioneros, Santuario Mariano y Estudiantado de Filosofía o Coristado (es decir lugar de residencia de religiosos de coro: destinados a las Órdenes Sagradas).

Por lo regular este Convento está habitado por más de cien religiosos de todas las edades, formaciones, pasados, presentes y futuros. Por supuesto que cada sección tiene su área física, pero se interactúa mucho, sobre todo en el ‘Refectorio’ (comedor). Los ‘Oficios’ que aquí encontramos por lo regular son: El Provincial, El Vicario Provincial, El Ecónomo Provincial (es el fraile que maneja los varos de la Provincia), El Secretario Provincial, El Guardián, El Vicario Conventual, El Ecónomo de la casa, El Sacristán Mayor de la Basílica, El Maestro de los estudiantes, El Vice-Maestro, El Director Espiritual, los Coristas, etc., etc.

Aquí conviven varias ‘Instituciones’ internas: La Curia Provincial, El Definitorio Provincial (es la reunión del Provincial, el Vicario y los Definidores que representan a todos los frailes), El Capítulo Conventual (al que pertenecen los hermanos de la comunidad local) y El ‘Coetus’ (al que asisten El Maestro, Vice-Maestro y Formadores).

Y dentro del ‘Coristado’ pues están los estudiantes de los tres años de Filosofía y por supuesto, como coordinador, el ‘Decano’ o ‘Bedel’. Ahhhh¡ Y en aquellos tiempos funcionaba a toda máquina el ‘Centro Pastoral Segovia’ con infinidad de Coros Juveniles y grupos de apostolado y misioneros.

LA FILOSOFÍA

¡Vaya que hay un gran cambio del Noviciado a la Filosofía! del cielo a la tierra. Ya la vida no será sólo oración y meditación… Nuestras materias de estudio pasan de “La Regla De San Francisco De Asís” a Metafísica, Antropología Filosófica, Existencialismo, Filosofía Latinoamericana y otras ‘de ese corte’. Ahora en especial a pensar, leer y confrontar, pero también a rezar (para no perder la poca fe que tenemos). Ahora a enfrascarse en las ideas y tesis de autores de los que nunca antes había oído hablar: Nietzsche, Sartre, Aristóteles, Platón, San Agustín, Santo Tomás De Aquino, San Buenaventura, Emmanuel Kant, Søren Kierkegaard, Schopenhauer, Hegel, Schelling, Karl Marx, Hölderlin, Vasconcelos, Justo Sierra, etc… ¡Me gusta!. Para muchos compañeros esta etapa fue en verdad una ida al desierto; gracias a Dios, para mi, es una delicia intelectual, un gran bocado que me abre más a la Cultura y el Conocimiento. Y me sorprende gratamente que no me cueste trabajo estudiar Filosofía.

MI CONVERSIÓN A MARÍA

Yo siempre he querido y respetado a María. Y para mi la advocación de Nuestra Señora de Zapopan es la más querida, desde mi infancia… Entiéndanme, crecí prácticamente ‘a la sombra de las torres de su Basílica’. Sí conozco otras advocaciones: Guadalupe, Del Refugio, Del Perpetuo Socorro, Fátima y Del Carmen. Pero para mi ‘La Virgen’ es la de Zapopan.

Ahora recuerdo que cuando tenía unos 8 años le pregunté a mi mamá: “Mamá, ¿Cuántas Vírgenes hay?”. Me respondió: “Nada más hay una”. Pensé por un rato, regresé y le dije: “Pero, entonces, ¿Por qué hay imágenes de la Virgen de Zapopan, de Guadalupe y Del Refugio?”. Pensó unos segundos y contestó, con voz fuerte (tal vez hasta molesta): “La Vírgen es una sola, pero la conocemos con muchos nombres y muchos vestidos, pero es una: María”… ¡Ahhhh muy bien entonces ya entiendo!, pensé.

Como para la mayoría de los habitantes de la zona metropolitana de Guadalajara, el 12 de octubre de cada año era para mi un día de fiesta… Era el día de la Vírgen. Antes de ese día –desde hace creo más de cien años– su imagen recorre muchas de las parroquias; su visita –en cada una de ellas- es toda una fiesta: mucha gente, juegos mecánicos, mucho comercio, danzas, flores, pólvora, etc.

Algo que yo observé siempre y que me ‘molestaba’ era ver cómo esa gran devoción a María no se traducía en una mejor vida cristiana: mucho ruido y pocas nueces. Por ello yo decía que el ‘exagerado’ culto popular a María (en su advocación de Zapopan) no se debería de fomentar sino más bien habría que evangelizar y catequizar a tanta gente. No es que fuera ‘anti-Mariano’ pero si creía que llevar la imagen parroquia por parroquia no ayudaba al Pueblo; un Pueblo que no gusta del esfuerzo ni del compromiso, que no ‘se muere’ por conocer más a Jesús. No veía –ni entonces ni ahora– un esfuerzo serio de parte de la Iglesia por evangelizar en serio… En fin. Por todo lo anterior, no me simpatizaba mucho lo de las visitas de la imagen de La Vírgen. Pues ¡Cómo son los caminos de Dios!. Me nombraron ‘chofer de la Vírgen’; me tocó llevarla –junto con el hermano encargado de resguardar su imagen– a recorrer muchas parroquias. ¿Qué les parece?.

Ahora les narro un gran acontecimiento que me cambió: El último día de su peregrinar por las parroquias –el 11 de octubre– recorre el Mercado Corona (que está en el centro de Guadalajara) para luego llegar a la Catedral y así salir el día siguiente (a las seis de la mañana) hacia su Basílica. Bueno pues antes de entrar a la Catedral, en las últimas escalinatas de la puerta lateral derecha, nos dice el P. Guardián a Fray Lucas y a mi: “Den la bendición con la imagen”. Y así lo hacemos: entre los dos tomamos la imagen y trazamos la señal de la cruz con ella sobre la multitud. Pude sentir con mucha fuerza y claridad cómo –desde el centro de la imagen– salía una especie de energía hacia la multitud fervorosa; esa energía me traspasaba para ir a tocar a la gente; también pude ‘visualizarla’ como si fueran rayos que se perdían en la gente tan pronto la tocaban… Al mismo tiempo pude apreciar cada rostro –de esos miles de personas que estaban ahí hincados– como si no hubiera alguien más sino solo la persona que en forma extraordinaria estaba yo visualizando… Esos segundos los viví como si hubieran sido muchos muchos minutos… A pesar de que han pasado 22 años no he olvidado esta extraordinaria experiencia. Entendí: Dios se vale aún de la ignorancia o la fe sencilla para llegar a su Pueblo… Claro: DE TODOS MODOS URGE EVANGELIZAR…

No hay comentarios:

Publicar un comentario