19 de febrero de 2013

HASTA LUEGO, QUERIDA PARROQUIA

SER SU PÁRROCO POR OCHO AÑOS HA SIDO PARA MI UN HONOR QUE RECORDARÉ TODA LA VIDA



En este día tan difícil, porque las despedidas así son, he recordado muchas cosas que nos han tocado vivir. En primer lugar, agradezco infinitamente a Dios y a Don Ramón Godínez Flores, la confianza de nombrarme como el SEGUNDO PARROCO de esta querida comunidad, en Enero de 2005. Me siento orgulloso de haber sido su párroco todo este tiempo. Recuerden cuántas cosas hemos hecho juntos… En estos ocho años logramos construir no solo paredes sino sobre todo una familia parroquial, que a su vez es fuerza y baluarte para muchas familias y personas de este Infonavit Morelos.

Gracias porque me abrieron su corazón… Porque sin conocerme se abrieron conmigo. Gracias por su confianza y apoyo, gracias porque me dejaron entrar a sus familias, porque me confiaron sus inquietudes, sus esperanzas y sueños… Los he acompañado por tristezas y alegrías. Espero haber sido apoyo digno para su caminar… Espero haber dado un buen testimonio como hombre, como cristiano, como sacerdote y como párroco. Me voy con el cariño de todos ustedes, me llevo un buen recuerdo. Los voy a extrañar.

Gracias porque pude sentir y ver que me quieren más de lo que pensaba, más de lo que merezco… Y pienso, si me quieren tanto a mi por predicarles a Jesús, entonces cuánto más han de querer, deben querer, a aquel que se entregó a la muerte en la cruz por nosotros.

Gracias a Dios y a Ustedes, no sólo por quererme, sino también por respetarme y escucharme. Gracias por cooperar con todo y en todo, por hacer posible lo que hemos construido, en lo espiritual y lo material.  Gracias a los que han trabajado y participado en todo: en las fiestas patronales, las pastorales, los sectores, los coros, los rosarios, las Posadas, gracias a los monaguillos y monaguillas… A todas y todos mi agradecimiento.

A los niños les digo que nunca se les olvide que Jesús fue niño como Ustedes, y que su máxima alegría fue saberse amado por María y José, por Dios. Nunca lo duden: Jesús los ama más que a nadie. Jesús nos ha enseñado que tenemos un Padre en el Cielo y que ustedes son sus preferidos.

A las y los adolescentes y jóvenes les digo: no permitan que nadie les ponga límites ni los humille por no venir de familias de alcurnia o posición económica desahogada: con esfuerzo y honradez, Ustedes se pueden ganar un lugar digno en la sociedad… Ustedes son los constructores de una mejor Iglesia, de mejores familias. Prepárense para el momento decisivo del compromiso o en el matrimonio o en la vida consagrada.

A las madres de familia les recuerdo que son el baluarte de la Iglesia, las “sostenedoras” de las familias, las constructoras de la fe.

A los padres de familia les digo que su papel es muy importante, que hacen mucha falta en la vida de sus familias y de sus hijos…

A las personas mayores les recuerdo que Ustedes son muy importantes para la vida familiar y eclesial. Pueden ayudarnos mucho con su sabiduría, su bondad, su buen ejemplo y su oración. Ayúdennos a recordar que la libertad que hoy tenemos costó mucho, incluso vidas.

A todos los agentes de Pastoral, les pido que sigan trabajando por la Parroquia, por El Señor. Sigan trabajando con el mismo entusiasmo y entrega, porque la Iglesia sigue, no se destruye cuando termina un párroco ni nace cuando llega otro. Es la Iglesia no de un sacerdote sino de Cristo.

Tenemos que ser fuertes… Ustedes para quedarse y Yo para irme. Si, Ustedes para quedarse, y seguir trabajando con renovado entusiasmo por Jesús, por la Iglesia y sus familias, aquí en su Parroquia. Yo tengo que ser fuerte para irme y seguir trabajando por Jesús en otra Parroquia a la que Él me envía, por medio de nuestro Obispo y, allá, ayudarles a las familias a seguirlo y amarlo cada vez más. Mi afecto y gratitud para todos Ustedes. GRACIAS.

Aguascalientes, Ags. 19 de Febrero de 2013.

PBRO. ROBERTO SÁNCHEZ DEL REAL.

3 comentarios:

  1. Padre Roberto, desde acá oraré para que ese paso a nuevos retos lo lleve más cerca de Jesús.
    Un saludo grande en el Señor.

    ResponderEliminar
  2. como a mi me dijeron en la secundaria "no es un adiós, sino un hasta luego"
    el destino predice muchas cosas
    como encontrarse con alguien en el futuro

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS PADRE ROBERTO POR TODO LO QUE NOS DIO HE HIZO POR NUESTRA IGLESIA Y POR LO QUE HIZO EN NUESTROS CORAZONES Y FORTALECER NUESTRA FE GRACIAS PADRE

    ResponderEliminar