16 de julio de 2011

RESPONDIENDO CON UN SI A JESUS

Y SE ACERCA EL DÍA

LOS JÓVENES DE LA PARROQUIA DEL SEÑOR DE LA MISERICORDIA EN AGUASCALIENTES VAN AL PRE-SEMINARIO.

 


Se respira esperanza en el ambiente. Los muchachos y sus familias están muy emocionados porque ya este domingo inicia el pre-seminario. En las últimas semanas, su servidor como párroco y ellos, hemos convivido más y nos hemos acercado. Todos han tenido que enfrentar pequeños retos: Tentaciones, hostilidad ‘bien intencionada’ de parte de familiares y conocidos, portazos de ‘amigos’ que ya ven a estos jóvenes como ‘padrecitos’ y —por lo tanto necesariamente en su mundo absurdo— como habitantes de otro planeta. La comunidad está contenta… Comentan, oran, suspiran… Todos tenemos la sensación de que ellos SON COSECHA DE NUESTRA VIDA PARROQUIAL.

Se respira esperanza en el ambiente —les decía— y creo que soy yo el que más siente esto. Ellos son para mi —junto a otros más que surgirán en los próximos años— una señal que me dice siga adelante llevando la Palabra de Dios y apacentando este pequeño rebaño del Infonavit Morelos, tan acechado por los lobos y las plagas de la desesperanza y la deshumanización. Tengo mucho que agradecer a Dios. Estos 6 muchachos están entre mis muchos motivos de alegría y amor a Dios.

Un día muy emocionante fue el domingo en que acudimos a inscribirlos al mismísimo Seminario de nuestra Diócesis. Me dio gusto ver cómo admiraban ese lugar, ese edificio, del que yo mismo estoy tan orgulloso. Me dió gusto ver cómo suspiraban imaginando que ya estarían también ellos allí. Incluso algunos colegas me han dicho: :¡Que bien! seis chavos de tu parroquia al Seminario… Eso es digno de ser tomado en cuenta". Entre los demás jóvenes y adolescentes de las Pastorales hay un sentimiento mixto: Alegría y tristeza. Alegría porque ven cómo hay frutos de amor a Jesús y a su Iglesia. De tristeza porque ya no los tendrán entre sus actividades y juegos. Y seguro hay algunos corazones rotos.

Desde que me comunicaron sus decisión de buscar el Seminario nos hemos reunido como dos veces por semana al menos. En esas reuniones comemos (ja, ja… Dejaremos de ser mexicanos) vemos películas sobre temas que tienen que ver con su llamado, platicamos, reflexionamos, oramos. Trato de prepararlos para que vivan su pre-seminario con mucha entrega y Fe.

Ellos están ansiosos porque se llegue el día… Ya es mañana. Claro es sólo el pre-seminario… Después viene el entrar o no al Seminario. Responder ya, con un Si. Hemos visto películas sobre Juan XXIII, Paulo VI y San Juan Bosco. Esta última es la que mas les ha gustado (espero que ningún Salesiano lea esto, para que no se los pirateen a nuestra Diócesis). Hoy veremos una sobre San Francisco de Asís. Mañana los despedimos en Misa de 8 de la mañana y con el desayuno, porque entran a las 10.30 Am. QUE DIOS LOS ILUMINE Y DE FORTALEZA EN ESTA AVENTURA QUE INICIAN, el camino es largo… Y en ocasiones será duro y áspero.

A todos los que lean esto les pido su oración por ellos y sus familias. Oremos por Héctor, Alejandro, Ricardo, Joel, Salvador y Jaime. Pidan también por sus familias porque se desprenden de ellos. Ya vendrá el tiempo de la cosecha. “La mies es mucha y los trabajadores pocos, envía Señor trabajadores a tus campos”.

1 comentario:

  1. Hace muy poco se de la existencia del Padre Roberto por una persona que ya no esta entre nosostros pero que existe en nuestros corazones, esta nota del Padre Roberto a sido muy significativa para mi... imagino que con el mismo entusiasmo inicio mi tío Vic. Estos chicos siguen el camino a Dios para servirnos de guias en su nombre y estoy segura que algún día ellos serán el Padre Roberto para otros mas como yo. Que Dios los bendiga y los fortalezca con su infinita sabiduría. Felicidades por su labor Padre Roberto. Olga García. Mty. N.L.

    ResponderEliminar