27 de abril de 2013

CLÍNICA ABORTISTA: RASTRO DE TERCERA


Las atrocidades cometidas en la “Casa de los Horrores” del abortista Kermit Gosnell en Filadelfia




Apagón informativo de los grandes medios.

Está transcurriendo en EE.UU. el juicio al médico abortista Kermit Gosnell, por el delito de matar niños nacidos vivos, pero eso es sólo una parte de lo que se ha dado en llamar la “Casa de los Horrores”. Sin embargo los grandes medios del sistema en EE.UU. están realizando un apagón informativo sobre el tema, tratando de ocultarlo. Esta es una demostración más de cómo los grandes medios operan para desinformar.Los datos que surgen del juicio por homicidio al Dr. Kermit Gosnell  son tan horribles que, basándose en las descripciones, se podría asumir que son escenas de ficción de una película de horror.

LOS HECHOS

En enero de 2011 se informó de que Gosnell, de 72 años, un médico abortista con sede en Filadelfia, fue acusado de 8 asesinatos. Un informe de AP, proporciona sólo una breve descripción de las terribles acusaciones:
Un médico que proporcionaba abortos a las minorías, los inmigrantes y las mujeres pobres en una “casa de los horrores” clínica fue acusado de ocho cargos de asesinatos; de la muerte de una paciente y siete bebés que nacieron vivos y fueron muertos con tijeras, dijo la fiscalía.
El Dr Kermit Gosnell…. ganó millones de dólares durante 30 años, realizando tantos abortos ilegales tardíos como pudo, dijeron los fiscales. Los reguladores estatales ignoraron las quejas sobre él y no inspeccionaron su clínica desde 1993, pero no había cargos en su contra dados por la justificación de los plazos y la ley vigente, dijo el fiscal de distrito Seth Williams. Nueve de los empleados de Gosnell también fueron acusados.
Gosnell: "hacía un trabajo de inducción del parto, obligaba al nacimiento con vida de los bebés viables en el sexto, séptimo mes, octavo mes del embarazo y luego mataba a los bebés mediante una incisión en la parte posterior del cuello con unas tijeras y cortaba su médula espinal" dijo Williams.

EL DESCUBRIMIENTO DE LA ‘CASA DE LOS HORRORES

La llamada “casa de los horrores”, fue descubierta después de quejas relacionadas con drogas. Fue en 2010 cuando el FBI allanó las instalaciones después de informes de que analgésicos estaban siendo mal distribuidos. Pero en lugar de meras infracciones sobre la píldora, lo que las autoridades encontraron fue mucho más siniestro.
Cuando los funcionarios entraron, las condiciones de la clínica eran inimaginables, con fetos con los pies cortados almacenados sin razón en el interior del establecimiento, y con sangre salpicada todo alrededor, según informes.
Teniendo en cuenta estas condiciones horribles y la letanía de detalles adicionales que han surgido desde que el caso comenzó, muchos se preguntan por qué los medios de comunicación han sido tan silenciosos en informar.

LOS GRANDES MEDIOS NO CUBREN EL JUICIO

Los  grandes medios de comunicación nacionales han ignorado casi completamente el juicio por asesinato del abortista Kermit Gosnell.

Esto sólo puede explicarse como un apagón deliberado por la mayoría de los medios de comunicación a favor del aborto de una de las más grandes historias de 2013. Pero las grietas están empezando a mostrarse en el edificio.
Recientemente 21 líderes de los movimientos pro-vida y conservadores firmaron una declaración denunciando a las redes nacionales de difusión ABC, CBS, NBC y por no dar noticias sobre el juicio a Gosnell.
También ha salido a hablar un miembro del Congreso de EE.UU. y una columnista líder feminista.
“Sr. Presidente, su silencio es ensordecedor”, dijo el representante Scott Perry R-PA “¿Está tan ciego, que no puede llamar a esto como lo que es, algo que es censurable? Sea pro-vida o pro-elección, esto es censurable”.
“Es digno de su atención”, dijo. “Es digno de su liderazgo. Es digno de su dirección”.
“Los medios de comunicación no quieren hablar de ello”, agregó Perry. “Ni NBC, CBS, ABC, CNBC, ni Fox, y ni  los líderes de nuestra nación, ni el presidente”.
La semana pasada, luego de una gran presión sobre los medios del sistema por parte de millones de tweets, la comentarista liberal Kirsten Powers denunció también que no había excusa para la pretendida supresión de los medios en la cobertura de la horrible escenario abortista de la clínica, los supuestos asesinatos, y el tratamiento de los pacientes y sus familiares.
“Sea cual sea su posición sobre el aborto, esta es una historia de interés para todo el mundo”, dijo a Fox la conductora Megyn Kelly. “Esta clínica no había sido inspeccionada en 17 años.


RESUMEN IMPACTANTE

Este es un resumen de algunos de los detalles más impactantes de la historia:

1) Gosnell  supuestamente  trataba a sus clientes minoritarios con mucho menos respeto que a sus pacientes blancos. Teniendo en cuenta que fue nombrado, de acuerdo con la AP, en más de 40 juicios por mala praxis, el jefe de la clínica supuestamente llevaba a cabo abortos para mujeres caucásicas   en lugares más limpios (porque asumía que los blancos eran más propensos a quejarse de él).

2) Además de las acusaciones criminales que se libran contra Gosnell, ocho ex trabajadores de la clínica se han declarado culpables (algunos de asesinato en tercer grado) y han hablado en profusamente sobre las condiciones terribles en la clínica.

3) Una niña de 15 años de edad, supuestamente ayudaba a facilitar los abortos – incluyendo a los de los bebés potencialmente vivos – en la clínica. Ashley Baldwin, ahora de 22 años, dice que ella trabajaba casi 50 horas por semana. Aún más sorprendente, que ella supuestamente ayudaba a dar a las mujeres los medicamentos necesarios para el procedimiento, y al parecer ayudaba en todo. Baldwin dijo que vio a los bebés abortados moverse al menos en dos ocasiones después de abortos (en un caso, dijo que “el pecho se le movía”).

4) Gosnell supuestamente utilizaba personal inexperto y mal pagado para llevar a cabo casi 1.000 abortos cada año. El precio por un procedimiento en las horribles condiciones mencionadas era entre U$S 350 y varios miles, dependiendo de qué tan avanzado estuviera el embarazo. Los fiscales creen que él hizo millones por la práctica. Las autoridades afirman que la clínica facturaba alrededor de $ 15.000 por día.

5) Hablando de “inexperto”, los fiscales afirman, de acuerdo con The Gospel Coalition, que Gosnell no está certificado para trabajar en ginecología ni obstetricia.

6) En el informe al gran jurado, se dice que la clínica olía a orina y había manchas de sangre en el interior de mantas y muebles de la oficina. No es sorprendente que los instrumentos esterilizados fueran desconocidos en el interior del establecimiento. Y por alguna razón el Estado no había inspeccionado o incluso visitado la clínica desde 1993.

7) En marzo, Adrienne Moton, una asistente médica en la clínica, dio detalles escalofriantes sobre sus supuestas acciones de la clínica, alegando que ella cortó las espinas de al menos 10 bebés, ella dijo que otro trabajador – y el mismo Gosnell – hacían el mismo. Pero eso no es lo peor, Moton también afirmó que una vez mató a un bebé cortando su cuello con unas tijeras y después lo tiró en un inodoro, Moton se declaró culpable y ha estado en prisión desde 2011.

8) Otra ex empleada, Sherry West, compartió una historia más espeluznante.  Afirma que una vez fue llamada a la habitación de atrás de la clínica, donde los cuerpos de los bebés abortados se mantenían al parecer en un estante. Una vez allí, West escuchó a un bebé vivo gritar entre los cuerpos. El niño gritaba “realmente asustado”, le dijo a la corte. “No puedo describirlo. Sonaba como un pequeño alienígena”, dijo, señalando que ella previamente se refería a los bebés como “especímenes”, porque era más fácil manejar mentalmente lo que estaba pasando en la clínica.

9) Luego está la historia de Robyn Reid. Ella era sólo una adolescente de 87 libras cuando fue a la clínica en 1998. Acompañada por su abuela, que estaba buscando un aborto. Pero una vez que llegó a la oficina, Reid cambió de idea. Pero se informa que el médico supuestamente la obligó a abortar.
“Gosnell le arrancó la ropa y sujetó a la chica. Cuando recobró el conocimiento después de 12 horas en casa de su tía, ella descubrió que el aborto se había realizado en contra de su voluntad”.

10) “3801 Lancaster” es una serie documental que pone de relieve el horror encontrado en la clínica. Muchas de estas reclamaciones, entre otras, están cubiertas por los cineastas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario