12 de enero de 2011

EN CIUDAD OBREGÓN, SONORA

EVANGELIZANDO EN CIUDAD OBREGÓN, SONORA

Inicio este artículo abordo del vuelo de Viva Aerobús que va de Guadalajara --mi ciudad natal-- a Cd. Obregón en Sonora (estado del noroeste del país) Esta es una "linea de bajo costo" y vamos en el vuelo # 590. El avión es un Boeing 737-300 en buenas condiciones, por supuesto. Creo que el viaje sale en unos $ 2,000 pesos menos que en una de las aerolíneas tradicionales. Es un buen servicio, a un buen precio. acabamos de despegar... Que majestuosa se ve la ciudad, la zona metropolitana de Guadalajara desde el aire.

Pude distinguir, en el proceso de despegue y vuelo inicial, desde el aire, el Estadio Jalisco, La Catedral, el cerro del cuatro, el pequeño bosque de "Los Colomos", la Basílica de Zapopan, entre otras edificaciones y zonas de la ciudad. También se puede apreciar una densa capa de smog, que contrasta con el azul del cielo.

Ya en el vuelo, los sobrecargos nos ofrecen a la venta café, cacahuates (maní para los no mexicanos que hagan el favor de leer este blog) refrescos, cerveza y hasta tortas (para los no mexicanos les llamaremos sandwiches) es un dato curioso, y esa medida de vendernos a los pasajeros desde el agua, ayuda a mantener los costos bajos... Espero que los de la aerolínea lean el blog y me hagan un descuento por el "comercial"... Pero lo dudo. Por cierto, el año pasado se abortó el aterrizaje porque --nos dijo el capitán-- le avisaron que una jauría de perros se atravesó en la pista... eso sólo pasa en Obregón, dijo a grito abierto un señor... todos nos reímos. Y ya cuando aterrizamos, unas señoras no se despegaban del avión porque estaban esperando sus maletas... como si fuera la Central Camionera... eso sólo pasa en Obregón.



Ayer en la noche ungí al papá de mi compadre Víctor quien ya está delicado de salud por su edad avanzada y padecimientos propios. Por cierto antes de la Unción Gerardo --el hermano menor de mi compadre-- nos sirvió un suculento bisteck y una copita de vino tinto... Adiós dieta, por un día. Tuve el gusto de ver a Sergio --hermano mayor de Víctor-- y platicar un poco con él. Víctor, Sergio y yo fuimos compañeros de la escuela primaria en el colegio "Isabel La Católica" ahí en Zapopan. De eso ya hizo un rato. Después fuimos a su casa y oramos por un amigo de la infancia, a quien vamos a llamar Arturo, diagnosticado con un tumor canceroso en el colon. Cuando adolescentes fuimos compañeros en un grupo de la Pastoral juvenil franciscana de la Basílica... El coro "Sol Naciente". Como no venía preparado, antes fui a la Basílica a buscar a Fray Maseo, el sacristán mayor para pedirle me prestara el óleo de los enfermos y una estola. El siempre tan amable me ha facilitado lo que le he solicitado en casos como este. Es en verdad un hombre de Dios, por muchas cosas.

Arturo ya no vive aquí en Guadalajara, se fue a vivir a Campeche porque trabaja en una compañía de petróleo y necesita radicar allá. Creo en verdad que su reconciliación y unción fueron momentos de gracia muy especiales, de parte de Dios.

En la reconciliación, El Señor dio para Él varias palabras, muy claras, que tienen que ver con el transcurso de su vida y el desenlace de su estado actual. No siempre pero si en muchos casos, los resentimientos --y casi siempre inconscientes-- tienen mucho que ver con el desarrollo de alguna forma de cáncer. No significa que TODO cáncer tenga que ver, en forma absoluta... Tiene mucho que ver lo genético y cuestiones hasta de alimentación y hábitos de vida. Vi en realidad que El Señor lo hizo consciente de algún tipo de vivencias que tienen que ver con su presente; vamos a llamarle sin estar seguros de que exista el término, "estrés-existencial".

En la unción con el "Óleo de los enfermos" El Señor Jesús de nuevo se hace presente, con la fuerza y poder del Espíritu Santo, mediante esa sensación de calor y de una fuerza que va sacando tensiones y dando una paz profunda y "diferente". Arturo tiene ahora un rostro de profunda paz... Cuando la imposición de manos para la oración dentro del Sacramento, fue visible a todos que toda la tensión que manifestaban sus hombros, rostro y cuerpo en general, se liberó en un suspiro profundo e involuntario. Le seguimos pidiendo al Señor Jesús que sane a este querido hermano, para que le de Gloria a Dios con las palabras y sobre todo con la vida... Nos dicen que estamos pasando sobre la ciudad de Culiacán capital del Estado de Sinaloa.

Pues este viaje es para dar una Evangelización Fundamental en la Parroquia de mi amigo el P. Salvador Nieves Cárdenas, de la Diócesis de Ciudad Obregón en Sonora. Su Parroquia esta en la colonia México que supongo se parece mucho a la nuestra en Aguascalientes. Creo que El Señor hará muchas cosas y mostrará su poder, cambiando vidas y sanando personas... Desde siempre ha manifestado su amor y poder... Jesús está vivo, y lo va a demostrar una vez más... De eso estoy seguro.

Por lo pronto hoy en la noche ¡Vamos al beisból! Sí, vamos a ver jugar a los Yaquis de Obregón contra los Cañeros de Los Mochis... Espero que ganen... Iremos mi compadre Jacobo, Fernando y yo... A la mejor va el ahijado Jacobito, si se porta bien, en lo que falta del día y compra los boletos... Y dice mi compadre, que falta haga una carta compromiso de portarse bien toooooodo el mes...


PBRO. ROBERTO SANCHEZ DEL REAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario