23 de junio de 2010

ARTÍCULOS VARIOS DEL P. RICARDO MARTÍN DEL CAMPO

¿QUIÉN ES CRISTO?



JESÚS, EL HOMBRE QUE ES DIOS


“Nosotros creemos y confesamos que Jesús de Nazareth, nacido judío de una hija de Israel, en Belén en el tiempo del rey Herodes el grande y del emperador César Augusto; de oficio carpintero, muerto crucificado en Jerusalén, bajo el procurador Poncio Pilato, durante el reinado del emperador Tiberio, es el Hijo eterno de Dios hecho hombre, que ha salido de Dios (Jn 13,3), bajó del cielo (Jn 3,13)... (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 423)



Ningún investigador serio ha negado la existencia histórica de Jesús. Jesús no es un “mito astral”, ni un extraterrestre. Su historia se puede ubicar exactamente en el espacio y en el tiempo. Está perfectamente demostrado que detrás del “Movimiento de Jesús”, origen del Cristianismo, está el personaje histórico Jesús. Las negaciones extravagantes y calumniosas de la existencia histórica de Jesús, carecen de fundamento alguno y no merecen ni una sola palabra de réplica. También hay testimonios de escritores no-cristianos sobre Jesús: Los romanos Suetonio y Tácito, el judío Flavio Josefo, etc.



Sin la existencia real de Jesús, no habría lugar para nuestra fe. Pero, aunque podamos comprobar su existencia con documentos históricos, sólo la fe personal podrá hacernos ver en él al Hijo de Dios, como nos lo presentan los Evangelios. En ese hombre, Jesús de Nazareth, descubrieron los apóstoles y la Iglesia primitiva a Dios. Jesús es auténtico hombre y auténtico Dios. No es una apariencia de hombre, ni un hombre semejante a Dios, sino Dios perfecto y hombre verdadero. Jesús es Dios, que verdaderamente se hizo hombre, entró en nuestra historia, se comprometió con nosotros, se hizo uno de nosotros, “en todo semejante a nosotros, menos en el pecado” (Heb 4,15), para que nosotros pudiéramos vivir una vida verdaderamente humana. Todos y cada uno de los seres humanos, de todos los tiempos y de todos los pueblos. Jesús, por ser Dios hecho hombre, es para nosotros modelo y tipo del verdadero hombre que cada uno de nosotros debe ser y todavía no es.




Pbro. Ricardo Martín Del Campo R.

1 comentario:

  1. Padre. Ahora mismo estoy dentro de su Blog. Están muy interesantes los temas, por lo cual me daré más tiempo para leerlos y conocer más de la doctrina de la Iglesia. Muchas gracias nuevamente por la invitación. Saludos. atte.- Isra Benítez :)

    ResponderEliminar