10 de julio de 2010

ARTÍCULOS VARIOS DEL P. RICARDO MARTÍN DEL CAMPO

¿QUIÉN ES CRISTO?


ARTÍCULOS DEL P. RICARDO MARTÍN DEL CAMPO


FINALMENTE, ¿QUÉ ES LO QUE JESÚS PROPONE?
EL REINO.


Jesús no comenzó predicando acerca de sí mismo o de la Iglesia. Comenzó hablando del Reino de Dios: “Se ha cumplido el plazo y ya está llegando el Reino de Dios: Conviértanse y crean en la Buena Noticia” (Mc 1,15). Finalmente eso es lo que Jesús quería, es su proyecto y su propuesta, eso es lo que queremos los seguidores de Jesús y eso es lo que quiere el Cristianismo: El Reino. Pero ¿Qué significa el Reino de Dios? Debe ser algo muy importante, puesto que es una palabra que se repite 122 veces en los Evangelios. Y 90 veces en los labios de Jesús. El explicó qué es el Reino de Dios, solamente con “parábolas” o cuentos. De lo que Él dijo, entendemos que EL REINO ES UN CAMBIO GRANDE Y BUENO PARA TODOS, cambio lento pero efectivo, el cambio que la humanidad ha estado anhelando siempre, la intervención divina transformadora que esperamos, que ya está presente y actuando entre nosotros y que llegará a su plena consumación en el cielo.



El Reino que Jesús nos propone es, pues, la realización plena de nuestras esperanzas, la superación de todas las alienaciones humanas, la destrucción de todo mal, físico o moral, del pecado, del odio, de la injusticia, del dolor y de la muerte. Así que el Reino no es un territorio, sino un nuevo orden de cosas. Y no es algo solamente espiritual, ni tiene que ver con tronos y coronas... El Reino implica una revolución en el modo de pensar y actuar; en todo el mundo de las personas y de sus relaciones con Dios, con el prójimo, y con el cosmos; en el ámbito de la familia, del trabajo, de los negocios, de la diversión, de la comunidad, de la sociedad... El Reino de Dios es la manifestación de la soberanía, del señorío de Dios sobre todo este mundo siniestro, dominado por fuerzas satánicas.


El Reino es la utopía ansiada por todos los pueblos; El Reino de la fraternidad y de la libertad, Reino de la verdad y de la vida, Reino de la santidad y de la gracia, Reino de la justicia, del amor y de la paz (Prefacio de la Misa de Cristo Rey). Pero Jesús promete que en adelante no será ya una mera utopía porque, al ser introducido el Reino por Dios en la historia humana, será cada vez más una realidad. De hecho, al predicar por primera vez en la sinagoga de Nazareth, Jesús dijo que el Reino es cuestión de libertad y de liberación, que se están cumpliendo HOY ante nosotros (cfr. Lc 4,16-21). Así que el Reino es para nosotros, al mismo tiempo, REGALO Y TAREA, realidad incipiente y programa de vida, total transfiguración de la historia y esfuerzo que vale la pena continuar siempre. Solamente los hombres y las mujeres que van luchando contra el pecado (personal y social), y van experimentando la nueva realidad de vida, de amor, de paz y de justicia, poco a poquito van vislumbrando ese Reino de Dios, y se hacen sus portadores y promotores.



“A las palabras Jesús unió los hechos: Acciones maravillosas y actitudes sorprendentes que muestran que el Reino anunciado ya está presente, que El es el signo eficaz de la nueva presencia de Dios en la historia , que es el portador del poder transformante de Dios, que su presencia desenmascara al maligo, que el amor de Dios redime al mundo y alborea ya un hombre nuevo en un mundo nuevo”

(Documento de Puebla # 191)


PBRO. RICARDO MARTÍN DEL CAMPO R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario