12 de abril de 2012

ESPERANZA EN LA IGLESIA FRANCESA

Es una cifra que se mantiene estable desde hace varios años

Casi 3.000 adultos se bautizaron en Francia en la Vigilia Pascual; algunos vienen del islam

Se bautizan el doble de mujeres que de hombres. La edad clave está entre los 25 y 35 años. Unos 140 son de familia islámica.

TOMADO DE RELIGION EN LIBERTAD

En la descristianizada Francia, país de 65 millones de habitantes en el que sólo 3,2 millones van a misa los domingos, cada año se bautizan algo menos de 3.000 adultos en la noche de Pascua. Dos de cada tres nuevos cristianos adultos son mujeres. Un tercio de ellos lo hacen cuando tienen entre 25 y 35 años.

Son cifras que se mantienen bastante estables en los últimos años, según los datos que difunde la Conferencia Episcopal Francesa.

Año 2008: 2.675 bautizos de adultos Año 2009: 2.931 bautizos de adultos Año 2010: 2.903 bautizos de adultos Año 2011: 2.952 bautizos de adultos Año 2012: 2.958 bautizos de adultos

Por lo general, aproximadamente la mitad de estos adultos vienen de familias culturalmente católicas pero sin fe, que por razones ideológicas o de otro tipo no fueron bautizados de niños. Otro 25% viene de familias que nunca han tenido ninguna ligazón con la Iglesia, militantemente ateas o totalmente desvinculadas de la fe. El 25% restante viene de otras religiones, sectas o situaciones muy diversas.

En concreto, los 2.958 adultos que se bautizaron esta pasada Vigilia de Pascua venían de estos contextos:

De cultura cristiana: 1.355 Sin religión: 520 De cultura islámica: 141 De tradiciones orientales: 73 De religiones mixtas: 70 Sectas: 19 De cultura judía: 15 Sin especificar: 765

En Francia viven entre 4 y 6 millones de musulmanes. Pese a que hay libertad para predicar y evangelizar y se trata de un país europeo, cada año el número de adultos de origen musulmán que se bautizan oscila sólo entre los 100 y los 150.

Los que “recomienzan”

Además de estos bautizos de adultos, hay otro indicador que mide el retorno a la fe o el ingreso pleno en el catolicismo de personas adultas: las confirmaciones, que se celebran durante las semanas de Pascua. Se trata de personas que fueron bautizadas de niños pero se distanciaron de la fe y no llegaron a celebrar su confirmación en la adolescencia. La solicitan de adultos: son unas 2.000 personas cada año, a añadir a los recién bautizados. En concreto, en 2011 se confirmaron 5.126 adultos, de los que 2.952 habían sido bautizados poco antes, y 2.174 eran lo que el programa catecumenal francés llama “recomenzantes” (bautizados alejados que vuelven a la fe y piden la confirmación).

El débil catolicismo francés

El diario francés «La Croix» publicó en enero de 2010 los resultados de un extenso sondeo estadístico del Instituto Francés de Opinión Pública sobre el catolicismo, que realizó 131.000 entrevistas durante 5 años. La principal conclusión fue que apenas un 5% de franceses adultos va a misa los domingos, y de los que se declaran practicantes, sólo uno de cada cuatro cree que la Iglesia debe mantener su enseñanza sobre la anticoncepción; el 68 por ciento cree que debe cambiar su enseñanza sobre el aborto y la mitad pide cambiar la doctrina sobre la homosexualidad.

Así pues, de 65 millones de franceses, los católicos que van a misa el domingo son sólo 3,2 millones, pero los que aceptan plenamente las enseñanzas católicas son aproximadamente unos 800.000.

El 28 por ciento de los franceses se declara «sin religión» (aunque los sociólogos suelen advertir que esa categoría incluye a muchas personas que creen «en Dios pero no en la religión»).

No hay comentarios:

Publicar un comentario