6 de agosto de 2011

DEFIENDEN LO CATOLICO MÁS QUE NOSOTROS MISMOS

Piden que no se aplique la normativa pro-Gay del gobierno


Las familias coptas de Toronto piden a las escuelas católicas que protejan la doctrina católica


Unas 4.000 familias coptas retirarán sus niños de colegios católicos si no se aprueba una enmienda que interprete las normas de “equidad e inclusión” de acuerdo al Catecismo Católico.


Actualizado 6 agosto 2011 – 4:40


TOMADO DE RELIGION EN LIBERTAD


Pablo J. Ginés/ReL


En la región de Toronto, en Canadá, habitan unas 5.000 familias cristianas ortodoxas coptas, la mayoría de origen egipcio, y el 80% de sus hijos acuden a escuelas católicas. Ahora, amenazan con retirar a sus hijos, pero no porque no les guste la doctrina católica, sino más bien por lo contrario: las autoridades de la escuela católica en Toronto no se están esforzando por defender los valores católicos respecto al matrimonio del mismo sexo y la enseñanza católica sobre la homosexualidad.


A inicios de 2011, el gobierno regional civil de Ontario impuso una normativa para implantar la “equidad e inclusividad” con respecto a la homosexualidad en los colegios. Muchos cristianos están convencidos de que estas normas se usarán para implantar la ideología del homosexualismo político en las escuelas. Por eso, los sectores que quieren proteger la enseñanza católica sobre familia y sexualidad presentarán este mes una enmienda que se aplicaría a las escuelas católicas, según la cual la normativa gubernamental deberá interpretarse “según la doctrina católica”.


Para dejar claro que no se trata sólo de un tema católico, los 12 sacerdotes coptos de la región de Toronto, en representación de sus cuatro parroquias, han escrito una carta a la directora de Educación, Ann Perron, avisando de que si la enmienda no se aprueba, la comunidad copta en bloque retirará a todos sus niños de las escuelas católicas. Según los expertos, eso implicaría una pérdida de 40 millones de dólares canadienses en financiación pública para las escuelas católicas. Además, cada 19 o 20 niños permiten mantener el trabajo de un maestro.


El padre Jeremiah Attallah, en nombre de la comunidad copta ortodoxa, escribe en su carta que: “no dudaremos en retirar nuestros niños, todos a una, si no se aplican las enmiendas que son fieles a las enseñanzas del Catecismo de la Iglesia Católica”. En la carta deja clara la unidad de las parroquias coptas de St. Mark (Scarborough), St. George y St. Ruiess (North York), St. Mourice y St. Verena (North York), y Ti Agia Maria y St. Demiana (Etobicoke) en torno a esta petición de que las escuelas católicas enseñen la doctrina católica del catecismo católico.


La carta de los párrocos coptos, que dependen del Patriarcado Copto Ortodoxo de Alejandría, puede leerse aquí. La Iglesia Ortodoxa Copta cuenta con entre 6 y 10 millones de fieles en Egipto, y otros 3 ó 4 en la diáspora. Es independiente de Roma, pero mantiene relaciones cordiales con el catolicismo y coincide con Roma en casi todos los temas de moral sexual, familiar y bioética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario